Túnez, acogedora tierra de contrastes y colores, aromas y especias le invita a disfrutar de sus bellezas naturales, ciudades antiguas, animados festivales y la cálida amabilidad de su gente.

Bañada por el Mediterráneo, Túnez ha funcionado como una esponja, absorbiendo la influencia de otras culturas y pueblos, como los griegos, los romanos, los genoveses o los franceses. Esa simbiosis se plasma en ese conglomerado de sensaciones que forma el país, cuya costa norte está a apenas 150 kilómetros de Sicilia.

Acogiendo con hospitalidad a los visitantes, Túnez ha ofrecido durante mucho tiempo una mezcla de tradición y al mismo tiempo una propuesta impresionante de hoteles modernos, restaurantes, aeropuertos internacionales, oficinas de turismo y centros de información que se ha desarrollado para añadir a nuestros huéspedes el confort y el placer.